Gente que sigue mi sonrisa...

16 feb. 2017

Elegir con quien vivirla

Dedícame un pedazo de tu tiempo, deja que te secuestre los miedos, luego te los devuelvo con tal de que pagues el rescate de la cobardía.
Al fin y al cabo siempre nos quedará todo aquello que no hicimos, las ganas que no le pusimos a volver a intentarlo y el constate sentimiento de culpabilidad que a pesar de aquel viejo dicho pesa más que cualquier mochila por el camino de vuelta a casa. Y es que qué te voy a decir, a tí que tantas veces te has propuesto infinidad de ojalás cumplidos y míranos, buscando porqués en cualquier texto que sientes que te llama.
Es curioso que la única certeza que tengamos sea que estamos muriendo de dudas mientras que dejas que momentos puntuales nos devuelvan la vida, que cuando te empeñas en pensar que el tiempo es la cosa más valiosa que jamás tendremos, no te das cuenta de que le deberías dar ese privilegio a la persona a quien se lo dedicas. Qué corbarde aquello de hacernos propiedad de otros, huyendo de la responsabilidad de querernos incondicionalmente, ''hazte feliz'' nos empeñamos en decirnos mientras dedicamos a otros cada cosa que hacemos.
Hasta hace poco me planteaba para qué vivimos, pero qué ilusa, siempre llego a la misma conclusión... Vivimos para nosotros, cada segundo que pasa es una demostración más de que esto es una cuenta atrás que no tiene pausas ni recreos que valgan, que nuestro tiempo aquí es limitado, casi tan limitado como aquellas personas que dicen llegar a la cima. No se lo digas a nadie, pero me hacen gracia aquellos que dicen haber tocado el cielo con la yema de los dedos sin siquiera haberse sentido alguna vez culpable de la sonrisa de un bebé.
A veces me planteo cuales son aquellos llamados pequeños placeres de la vida, pero son tan subjetivos que ni si quiera me atrevo a nombrarlos todos, abarcan tanto que ni siquiera una vida podría ser capaz de vivirlos a todos. Qué bonito es saber que aunque nos quiten la casa, el móvil o el tiempo para irnos de vacaciones nos quedarán, por mucho tiempo que pase, aquellos que sí deciden vivir de verdad a nuestro lado aunque sea por un tiempo concreto. Porque hay veces en que un Gin tonic con un amigo te abriga más que el mejor café en cualquier tarde de invierno, en que un abrazo de mamá te quita los miedos más rápido que cualquier psicólogo y otras en que unas risas son suficientes para desestresarte mejor que cualquier pastilla para dormir.
María

Y qué


Ya no quiero otra piel que no sea la tuya, ni más estaciones que no sea el otoño de tu iris. No quiero conocer más horizontes que el amanecer desde nuestra ventana, no quiero otras manos, yo no quiero la belleza de mil estrellas, sólo quiero ver la luz que le das a mi vida.
Ya no busco constelaciones fuera de tu espalda, ni caricias que no vengan de la yema de tus dedos.
Qué bonito que contigo empezó y terminó la búsqueda del amor de mi vida en sólo un segundo, qué bonito saber que serás siempre conmigo y que yo seré contigo, sin coartar nunca nuestra propia libertad individual. Y es que es verdad eso de que el ser humano es egoísta por naturaleza, pero y qué si no te quiero a medias tintas, y qué si quiero escribir contigo la historia de mi vida.
Algo me dice que al centro de la ciudad le faltaría algo sin nosotros de la mano. Que no es sólo la ley de la gravedad aquello que actúa cuando mis brazos caen sobre los tuyos para sentirte parte de mí, que no es caminar de la mano contigo, es sentir que hay trenes que van más lentos que mi corazón cuando voy a verte pronto. No es de cristal aquello que corta al romperse, sino tus palabras en mi oídos que van a clavarse justo donde cupido clavó su flecha. Que me niego a pesar que respirar es coger aire y expulsarlo, hace tiempo que me cuesta hacerlo cuando te siento lejos...

Qué iluso aquel que aún tenga su firme pensamiento
en la idea de que desvestirse es quitarse la ropa,
cuando es ahora cuando me ves
totalmente desnuda de miedos.

29 sept. 2016

Me he enamorado


He de confesar que nunca pretendi ser tuya, que le jure hace tiempo mi cuerpo a la luna. Qué gracia pensar que a estas alturas del papel ya te hayas perdido, pero qué importa ya, si es en mis lunares...
Contigo supe pronunciar los miedos que me hicieron muda, qué irónico que tú también seas experto en dejarme sin palabras. Y pensar que ahora mi único miedo es no tener tiempo para descubrir poco a poco cada cachito de ti, cada estrella fugaz, cada deseo al soplar las velas, cada canción.
Yo sólo quiero ser experta en sobrevolar con mis manos las tuyas, sólo quiero buscar la distancia perfecta para tenerte aunque ya sospecho que no supere los dos centímetros.
Nunca creí en los tópicos, pero al conocerte descubrí el amor a primera sonrisa y no te imaginas las que me has robado ya. Que no sé porqué mi cabeza tiende a perderse entre el otoño de tus ojos... Tengo que decirte que desde que te vi no quiero estar en otra estación.
Hay que ver, la vida que les das a las mariposas de mi estómago... Qué bonito saber que alimentas las ganas de quererte cada vez más, con vértigo pero sin miedos, con sigilo pero con la seguridad de que, a pesar de tener la posibilidad de salir con el corazón roto, será un orgullo que seas tú el culpable.
Sabes, me he hecho fanática de las melodías sin guitarra, de los abrazos callados, de los ojos sinceros, de los cinco minutos más, de los desconocidos que sonríen, de los ancianos de la mano, de los recuerdos buenos y malos, de las caricias.
Me gusta ver en tu sonrisa reflejado el verano, tejer un mantel desde mi mano a tu pelo, me gustan las lágrimas alegres, los barcos estrellados en tu iris, las olas que terminan en las mejillas, los adiós con sabor a no te vayas, los caminos que no quieres que acabar, los viajes a ninguna parte cuando te pienso, los circos con leones mansos, yo creo en los bailes de dos, en los paseos por la playa, creo en tu ayer y lo quiero tal y como vino.
Me he enamorado del amor a uno mismo, pero qué alegría saber que aunque nunca pretendí ser tuya seas una parte tan especial de mi alma... y yo de la tuya


María Penella

16 jul. 2016

Sé el cambio que quieres ver en el mundo

Me hace gracia el mundo de hoy.
Y os aseguro, que me rio por no llorar. Vivimos en un mundo en que luchamos por vencer trastornos alimenticios pero tenemos un canon de belleza difícil de alcanzar. Vivimos en un mundo donde existen profesores que mandan a callar gritando y castigan en vez de reforzar las buenas actitudes.
¿Quién no ha escuchado cuando era pequeño ''llorar es de bebé'' o ''no llores, que eso es de niña''? No sé si hablo sólo por mí, pero creo que llorar con la cara descubierta es de valientes.
Seguimos guiándonos por prejuicios y a menudo nos fiamos más de una persona con traje y corbata que alguien con tatuajes. Damos dinero a ONGs pero no ayudamos a quien sabemos con seguridad que necesita atención, la cual no se paga con dinero. Defendemos la igualdad y la diversidad de gustos y razas y miramos con lupa a cualquiera que se salga un poco de lo que conocemos por ''normal''. Pretendemos luchar por nuestros propios intereses arrasando los de otros y a menudo pedimos las cosas gritando, sin caer en la cuenta de que un susurro de amor retumba a veces más que cualquier grito de guerra.

María Penella.

13 jul. 2016

Busca lo que te llena

A menudo tachamos a la vida de oportunidad, regalo, desgracia, e incluso de suerte. Creemos saber la totalidad de lo real y pecamos de adelantarnos a los acontecimientos, solemos calificar la vida propia de buena o mala según nos halla ido el día... Y así nos va.
Creemos que es la vida la culpable de nuestros aciertos o nuestros fallos y no somos capaces de hacer frente a las circunstancias, son demasiadas las veces en las que nos escudamos en que la culpa es de la vida que nos ha tocado vivir y nos centramos en huir de esa manera de vivir en vez de amoldarnos a ella. 
Estados de Whatsapp, publicaciones en Facebook e incluso biografías en instagram declarando nuestro amor incondicional por la vida que vivimos para después lamentarnos al no saber qué hacer por tropezarnos con la piedra más pequeña del camino. 
Somos tan hipócritas que cuando algo no nos gusta en nuestra vida en vez de cambiarlo lo sufrimos en silencio...
Ojalá llegue el día en que sepamos lo bonito de llorar y lo mágico de reír.
Aún estás a tiempo de cambiar lo que no te gusta, la felicidad es una decisión.

María Penella.

Todo lo que me llena y me vacía.

Qué bonito encontrar en las letras refugio, cobijo y comprensión.
Gracias a ellas he podido comprender, aprender y plasmar en un papel sentimientos que a día de hoy ni siquiera conocía. Gracias a ellas he podido darme cuenta de que todo pasa por algo y que a veces hay situaciones que nos llevan a hacer cosas incomprensibles sólo razonables para el protagonista. Hay veces en que no necesitamos hablar porque no nos atrevemos a romper el silencio cuando éste ya habla por sí solo, es bonito saber que escribiendo transmites tus opiniones y creencias sin alzar mucho la voz, haciéndonos participes de sentimientos muy dispares. 
Hoy, y a pesar de haber pecado de ingenua, puedo admitir que quien algo quiere algo le cuesta y que es rara la excepción, a pesar de que sea ésta la que confirme la regla. He aprendido que a veces pedimos unos derechos que no respetamos y rezamos sin contribuir al cambio que queremos ver en el mundo. He aprendido que tachamos a otros de racistas cuando miramos con lupa a quien no es de nuestra misma raza.
Una vez más, gracias papel, por dejar que haga de ti mi mejor aliado para gritar en silencio.

María Penella Salas

Esencia

No existía mejor baile que el vaivén de sus piernas, no dejaba de bailar hasta que la música le pedía tregua. Era el capitán del barco que se hundía, ese que se moría por ayudar a la tripulación. Era la ola que arrasaba todo el campo seco en otoño y el primer rayo de sol que te abre las pestañas por la mañana. Era la caricia que tranquilizaba a todos los bebés llorando a quince kilómetros a la redonda y el chillido de alguien que puede con todo. Era el ladrido de mil perros fieles y la bala que mata a los malos. Era una guerrera sin espada y sin armadura, pero que contaba con el ejército de las ganas de todo. Era un terremoto. Era un abrazo a tiempo y alcohol que escuece pero que cura las heridas. Era incansable, era la poeta de los peores demonios y la aliada de los humildes campesinos sin voz. Tenía arrugas de expresión que demostraban todas las experiencias vividas y todos los pedacitos de corazón que tuvo que recoger, tenía la mirada cansada pero no desistía, y mucho menos reconocía estar agotada. Era luchadora nata e incansable. Era todo lo que cualquiera querría consigo. Era tú, era yo... Era todo lo que llevamos dentro.

¿Me ayudas a cumplir mi sueño?

Gracias, sólo por empezar a leer...me.
Tras tantos intentos partiendo de la pregunta de ¿cómo empezar a dirigirme a vosotros? me armo de valor y letras y empiezo esta carta que espero que marque un antes y un después.
Después de tantísimos escritos relatando amores cortos de una noche, eternas historias románticas que duran un invierno y los demonios que nublan mis días, os escribo para manifestaros el deseo de mostrar al mundo mi amor por las letras y que hoy éste dé un paso adelante para resumirse en un tomo que sea asequible a personas fuera de mi círculo de seguridad cómo hasta ahora. Quiero haceros llegar mis ganas de enseñarle mundo nuevo a mis queridos textos, pese a la poca formación y cantidad, creo que ya es buen momento para que todo ese puñado de sentimientos plasmados en papel vean la luz más allá de un blog anónimo o formatos semejantes.
Me he dedicado a resumir en moralejas e historias cortas (aunque eternas) todas mis vivencias y mis emociones, dejando por un momento al viento mi imaginación, creatividad e inventiva, haciendo así mis escritos, dejando como seña de identidad metáforas y personificaciones varias en cada relato.
Siempre me ha gustado la idea de ''vomitar sentimientos'' y a la vez he creído siempre que mi forma de hacerlo era ésta y a pesar de aquello que suelen decir de que ''cada uno tiene una misión en el mundo'' no creo que mi misión sea dar a conocer mis experiencias en forma de libro, ya que no creo que todos tengamos un quehacer aquí abajo pero sí es mi aspiración y de esta forma intensificaría mi motivación al observar que no sólo yo juzgaré mis escritos; sino que reconoceré la existencia de un público crítico al que sorprender, y así superarme poco a poco.
No quiero que este proyecto se quede en una simple y llana respuesta; si finalmente tengo la suerte de poder aprovechar la oportunidad de publicar en un libro mis textos, espero poder seguir teniendo la curiosidad de leer grandes autores e impregnarme de sus mejores obras haciendo así escritos de mejor calidad.
De nuevo, gracias por leer... me y de antemano gracias por colaborar en este sueño.

Gracias por llegar aquí, al final de esta carta tan tuya y tan mía, lector. Llegados a este punto quiero decirte que mi canal de youtube está muy cerca, y que sacaré tiempo y ganas para llegar al máximo número de personas posibles con susurros de amor ¡ya basta de gritos de guerra!. Pido perdón por la temporada de ausencia y espero que lo entendáis... Por último, te pido que invites a tus amigos a que lean mi blog y me dejes un comentario si te apetece, me emociona saber que hay alguien detrás de la pantalla que me lee y a quien le llegan mis palabras. De nuevo, gracias.

Un abrazo que te quite los miedos.

María Penella Salas.

Vive la vida que sueñas

Es gracioso. Me hace gracia lo irracionales que podemos llegar a ser pese a saber que no nos lleva a ninguna parte el vivir de ojalás; a veces creo que la vida es una broma, pero no tardo en caer en la cuenta de que esto de vivir iba en serio, y que no es lo mismo respirar que impregnarte de vida.
Si me preguntan qué es vivir no me limitaría a hablar sobre el nacimiento, el desarrollo, la reproducción y la muerte de un ser vivo.Lo que yo considero que es vivir va mucho más allá de libros de biología o anatomía aplicada.
Vivir es tener razones por las que luchar y no rendirse,vivir es reír a carcajadas y después coger todo el aire para volver a respirar. Vivir es pedir un deseo a una fuente o no parar de buscar estrellas fugaces a las que suplicarles.Vivir es arriesgar, implica tener miedo y buscar una zona de confort,vivir es ser a veces cascarón de huevo.Vivir es llorar y arrepentirse y preguntarse porqué y no encontrar respuesta, es ser ilógico, estar loca y buscar un cuerdo o estar loco y buscar una cuerda en la que colgarte una noche o en la que perderte entre secretos y risas silenciosas.Vivir es que se te haga interminable la última hora de trabajo porque sabes que es viernes, es estar nervioso y que te tiemble la voz.
Vivir es una tarde de cervezas y risas o una tarde de peli y palomitas.Vivir también son sábados de fiesta y domingos de pastillas.Vivir es impregnarte de vivencias y no parar nunca de hacerlo, discutir con tu madre y abrazarle después tan fuerte que casi se te escapan las ganas de volver a estar dentro de ella, es aceptar la muerte de un ser querido y vivir con ello, es recordar momentos y hacer otros nuevos.Vivir es mentir y ser sincero.
Vivir es sanar y herir y ser herida y ser cura para alguien, son las mariposas en el estómago cuando sabes que le vas a ver, la sonrisa de tu hijo al llegar a casa o ver un amanecer de camino al colegio a las 7 de la mañana con legañas en los ojos.
Vivir es tener frío y encontrar el calor en alguien aunque sea verano, es encontrar razones y buscar respuestas. Vivir es tener huevos. Vivir es atreverse a ser. Vivir es subir aceptando que puedes caerte de boca, es querer a alguien sabiendo que te dolerá su marcha. Vivir es leer y que un libro te atrape, es disfrutar de lo pequeño, es querer, vivir es enamorarse.
Vivir es despertar, caer, levantarse, escalar, llorar por dentro, querer estar a veces solo, abrazar a alguien, sentirse acogido.
Vivir es un negocio sin garantía, es aceptar la muerte, vivir es que alguien te bese los miedos, descubrirte a ti mismo cada día. Vivir es estudiar y ver resultados o fracasar y no rendirte, es creer, no limitarse, no conformarse, quererse, superarse, superar los miedos, ir más allá.
vivir es pintar, escribir, sentir, querer, amar, besar, beber, irte, huir, sanar, tener miedo, que te falte el aliento, vivir es hacerse feliz a uno mismo, es encontrar tu arte consentido, es sacarte partido no sólo con un balón,
vivir es encontrar una vía de escape, es perder, ganar, salir corriendo, mirar al miedo a los ojos, vivir es a veces ser inocente y otras pasarte de listo
Vivir es ser... tú. Encontrar tu pasión y dedicarle tiempo, vivir es dar amor y recibirlo, vivir es ser egoísta y generoso, vivir es, sin duda alguna, tan pero tan relativo que encuentro incuestionable la manera de cada persona de invertir su tiempo. Ahora sí entiendo porqué los biólogos definen vivir como nacer, desarrollarse, reproducirse y morir... No todos entenderíamos el campo tan extenso que abarca esta palabra.
Qué bonito saber que hay tantas formas y estilos de vida, qué bonito descubrir en cada persona una visión.
María Penella Salas.

17 ene. 2016

Búscame entre batallas perdidas.
Búscame entre los soldados heridos y los cobardes que lloran.
Búscame entre los que curan heridas.
Búscame entre los náufragos perdidos y los que se demoran.

Yo estaré entre los que sienten como si no tuvieran piel,
y desnudan su alma sin necesidad de quitarse la ropa;
Puede que esté entre los que no solo se cortan con papel
quizás me encuentres buscando piezas para no estar tan rota
búscame en insomnios con nombre y apellido y entre miradas cómplices.
búscame entre mil ojos que apuntan a un claro objetivo.
búscame en aquellas personas a las que llaman frágiles
Podrías también encontrarme en las que viven un constante derribo.

Puede que me encuentres entre los pecados compartidos o los secretos entre dos.
Búscame allí donde nadie va nunca cuando no sea fácil el último adiós.
y es que siempre he sido de pensar que los cobardes son los que se tragan las lágrimas
nunca dudé de la existencia de héroes disfrazados de mediocres sin capas
Los valientes son los que saben llorar para aprender a sobrepasar las dificultades.
Los que valen de verdad son todos aquellos que consiguen superar sus males...

Entradas populares