Gente que sigue mi sonrisa...

29 sept. 2016

Me he enamorado


He de confesar que nunca pretendi ser tuya, que le jure hace tiempo mi cuerpo a la luna. Qué gracia pensar que a estas alturas del papel ya te hayas perdido, pero qué importa ya, si es en mis lunares...
Contigo supe pronunciar los miedos que me hicieron muda, qué irónico que tú también seas experto en dejarme sin palabras. Y pensar que ahora mi único miedo es no tener tiempo para descubrir poco a poco cada cachito de ti, cada estrella fugaz, cada deseo al soplar las velas, cada canción.
Yo sólo quiero ser experta en sobrevolar con mis manos las tuyas, sólo quiero buscar la distancia perfecta para tenerte aunque ya sospecho que no supere los dos centímetros.
Nunca creí en los tópicos, pero al conocerte descubrí el amor a primera sonrisa y no te imaginas las que me has robado ya. Que no sé porqué mi cabeza tiende a perderse entre el otoño de tus ojos... Tengo que decirte que desde que te vi no quiero estar en otra estación.
Hay que ver, la vida que les das a las mariposas de mi estómago... Qué bonito saber que alimentas las ganas de quererte cada vez más, con vértigo pero sin miedos, con sigilo pero con la seguridad de que, a pesar de tener la posibilidad de salir con el corazón roto, será un orgullo que seas tú el culpable.
Sabes, me he hecho fanática de las melodías sin guitarra, de los abrazos callados, de los ojos sinceros, de los cinco minutos más, de los desconocidos que sonríen, de los ancianos de la mano, de los recuerdos buenos y malos, de las caricias.
Me gusta ver en tu sonrisa reflejado el verano, tejer un mantel desde mi mano a tu pelo, me gustan las lágrimas alegres, los barcos estrellados en tu iris, las olas que terminan en las mejillas, los adiós con sabor a no te vayas, los caminos que no quieres que acabar, los viajes a ninguna parte cuando te pienso, los circos con leones mansos, yo creo en los bailes de dos, en los paseos por la playa, creo en tu ayer y lo quiero tal y como vino.
Me he enamorado del amor a uno mismo, pero qué alegría saber que aunque nunca pretendí ser tuya seas una parte tan especial de mi alma... y yo de la tuya


María Penella

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares